Madrid: morfo-tipologías urbanas e ideología

Por Eduardo Leira


A tenor de la tesis del artículo “¿Por qué Madrid es de derechas?” merece la pena abrir la discusión sobre la ideología que se esconde en las bases morfo-tipológicas en la ciudad. Es algo poco estudiado.

Parece que sí se da una correlación entre esas formas de asentamientos, y de vida, y el voto. Ha aparecido en apresurados análisis de las elecciones del pasado 26 de mayo. C’s ha conseguido sus mejores resultados en los PAUs del Norte.

No obstante, parece que la mayor correlación se da entre voto de derechas (y ahí entran las 3 versiones actuales) y rentas. Incluso Vox, cuyos homónimos europeos han conseguido enganchar en los barrios obreros, aquí no lo han logrado. Por más que insistan en que defienden a la España que madruga.

En curiosa pinza, son las críticas de las derechas junto con las de los anticapitalistas (incluido en estas a una parte beligerante del PSOE de Madrid) del supuesto “abandono” de los barrios periféricos, de perfil más obrero. Siendo falso, ha cuajado y desmovilizado a parte de los votantes de esos barrios, que sí asistieron masivamente a votar en 2015. Ahora la movilización, muy ideológica, contra el “populismo y el sanchismo” (después del éxito de este en Abril) ha sido mayor entre las derechas. Ambos efectos, de menos en unos y de más en otros, parecen justificar en mayor medida los resultados, al menos en Madrid ciudad.

Volviendo sin embargo a la teorización del citado artículo, con la que en muchas partes coincido, creo que habría que cruzarla con las rentas. Incluso en el momento de la burbuja, en que se compraron la mayoría de las viviendas de los PAUs, había un porcentaje significativo de familias que no podían acceder por precio, ni por consiguiente capacidad de obtener crédito, por más que este estuviera fácil. No se conoce de hecho el porcentaje de los no podían, pero se llegó a hablar de un 70%.  Seguro que exagerado, muestra que hubo muchos que se quedaron fuera. Los que sí pudieron acceder, en vez de tenerse que ir forzosamente fuera de Madrid ciudad, tuvieron sensación de “privilegio”. Son los que “ganadores” en la crisis, que también los hubo. Se lo habían ganado con su esfuerzo diferencial: la base del pensamiento e ideología individualista a la que se alude y que el PP estaba transmitiendo, en un marco de economía del ganador que se los lleva todo.

La izquierda no supo, ni ha sabido, cuestionar ese modelo de ciudad, que ciertamente gusta, por más desafortunado que profesionalmente nos parezca a tantos.

De todas formas, el modelo quiebra sin crédito masivo y barato, que es el que aumenta la demanda y los precios y propicia  seguir construyendo más y más. Va a ser curioso ver qué pasa cuando, desde el nuevo Ayuntamiento, se quiera favorecer por fin el desarrollo del Sudeste (Ahijones, Berrocales, Cañaveral). El grave problema de fondo de esos inmensos ámbitos de miles de viviendas es el nefasto planeamiento repetitivo, que la derecha puede pensar que es el bueno y el que le conviene seguir prodigando. El mayor hándicap es hoy que no hay forma de conseguir financiación  siquiera para urbanizar. Si se consiguiese, la duda posterior sería si hubiera demanda real de ocupantes que pudieran pagar las viviendas.

En cualquier caso es importante adentrarse en el análisis, tan escaso salvo las soflamas genéricas, de las morfo-tipologías y sus valoraciones sociopolíticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *